miércoles, 29 de junio de 2011

Havanna y sus Cafés Lattes

Chocolate Negro Latte
Foto: Pilar Larralde Arnas

Ya comenzó el invierno aquí en Argentina y empezó con todo, hace un frío polar, y ya dijeron que va a durar así por lo menos una semana más, asique el tiempo está perfecto para tomarse un buen café, bien caliente para recomfortarse y palear este frío que la verdad hace mucho que recuerdo que no hace tanto frío por aquí.
Este café lo tomé hace unos días, cuando ya empezaba a notarse el frío. Caminaba por el centro de la ciudad luego de hacer unso trámites y ví la publicidad de estos Cafés Lattes en un local de Havanna. Tengo que decír que Havanna es una empresa argentina que hace años y años que está aquí, y se especializan más que nada en vender alfajores, estos alfajores Havanna son deliciosos y ya un clásico, la empresa es de la ciudad balnearia de Mar del Plata, -donde desde mi infancia que paso mis vacaciones de verano- y es una tradición comprar los alfajores hallí para llevar de regalo a los familiares y amigos. Y hace unos años que esta empresa -Havanna-  instaló unos locales alrededor del país donde además de vender los clásicos alfajores y varios productos de reposteria como los havanettes y las galletitas de limón instalaron cafeterias.

Chocolate Negro Latte
Foto: Pilar Larralde Armas

Chocolate Negro Latte
Foto: Pilar Larralde Armas


Bueno, la cuestión es que había terminado de hacer unos trámites y caminando veo ese cartel, tenía algunas dudas porque la verdad es que pensaba que un negocio donde lo tradicional es vender alfajores, los cafés dejarían bastante que desear, pero qué equivocada que estaba!. Me pedí un Chocolate Negro Latte -un café con leche con chocolate, crema y trocitos de chocolate- de 12 oz., viene también de 8 y de 16 (pero me pregunto, ¿porqué los ponen en onzas???????? si acá este medida no se usa, ¿será que queda de otro target llamarlos así?? en fin...) y para acompañar, un alfajor de chocolate y dulce de leche. El alfajor desde ya que es delicioso, pero el café es espectacular, la combinación del café mezclado con los trocitos del chocolate y la crema forman una combinación que es una perdición, y al contrario de otras bebidas similares en lo que menos se nota es el sabor del café, en éstos sí que tienen una fuerte presencia del café. Obviamente después de esta experiencia, volví varias veces al local y me pedí los otros sabores de estos Cafés Lattes, el Chocolate Blanco Latte y el Chocolate & Avellana Latte. La sucursal a la que fuí es chica, pero el ambiente es agradable, sin mucho bullicio, y la atención fué la esperable. Definitivamente voy a seguír llendo a esta cafetería y probar otras variedades de cafés, no sólo de los ya mencionados Cafés Lattes.

Chocolate Blanco Latte
Foto: Pilar Larralde Armas


Chocolate y Avellana Latte
Foto: Pilar Larralde Armas

viernes, 24 de junio de 2011

Budín marmolado

Foto: Pilar Larralde Armas



Este budín lo hice hace ya unas semanas, para tomar a la tarde con el té. Se trata del clásico pound cake de Estados Unidos, pero una versión marmolada, de vainilla y chocolate, y quedó muy rico. La receta la saqué de la muy conocida página Joy of baking. Disfrútenlo!
Budín marmolado
(Fuente: Joy of baking, que a su vez sacó la receta de  Lepard, Dan & Whittington, Richard. 'Baking with Passion'. Thunder Bay Press. San Diego: California)

115 grs. de chocolate semiamargo
120 ml. de leche
195 grs. de harina oooo
2 cucharaditas de polvo de hornear
1/4 cucharadita de sal
60 ml. de crema agria o yogurt natural
113 grs. de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
170 grs. de azúcar granulada blanca
2 huevos grandes
1 cucharadita de extracto puro de vainilla

-Encender el horno a 160ºc. y colocar la rejilla en el centro del horno. Enmantecar un molde para budín y forrarlo con papel manteca.
-Derretír el chocolate junto con 60 ml. de leche, a baño María. Retirar del fuego y reservar.
-Mezclar la harina con el polvo de hornear y la sal.
-En un bowl pequeño mezclar la crema agria con la leche restante (60 ml. de leche), la vainilla y el extracto.
-Batír la mantequilla y el azúcar con una batidora eléctrica hasta que esté suave y esponjosa. Añadír los huevos, uno a la vez, hasta que esté bien integrada. Bajar la velocidad, y agregar alternativamente  la mezcla de harina y crema agria con la leche, e integrar en tres adiciones, comenzando y terminando con la harina. Dividír la masa en dos partes iguales y agregar el chocolate derretido a una de lad mitades de masa y mezclar.
-Colocar dos cucharadas de la mezcla de vainilla y dos cucharada de la de chocolate sobre el molde, y seguír alternando (vainilla-chocolate, vainilla-chocolate, etc.) hasta completar. Con una cuchara formar el efecto marmolado (no mezcle de más o no obtendrá tal efecto marmolado).

-Hornear durante unos 50-55 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro del budín, éste salga limpio.
-Retirar del horno y colocarlo sobre una rejilla para enfriarlo durante 10 minutos antes de desmoldar. Dejar enfriar completamente antes de consumír.

domingo, 19 de junio de 2011

Torta Oreo

Foto: Pilar Larralde Armas


 Casi casi que no llego a publicar este post a tiempo. Hoy terminé de decorar la torta, la serví, le saqué las fotos, y ahora a escribír el post.

 
Foto: Pilar Larralde Arnas

Foto. Pilar Larralde Armas



Hacía tiempo que quería hacer esta torta, desde que ví la receta hace unos años en la revista de elgourmet.com. Se trata de una Torta Óreo -mis galletitas preferidas, son súper versátiles a la hora de preparar postres- ideal para servír en un cumpleaños, a los chicos les encantará -y obviamente a los grandes-. Está compuesta por una base de un bizcocho de chocolate con galletitas óreo, con un relleno con crema de leche, queso crema y chocolate blanco + óreos, y decorada con una ganache de chocolate y más óreo todavía. Mi hermana al comerla me dijo que se parecía a la torta de chocolate que Bruce Brogtrotter (creo que se escribe así) come en la película Matilda; a mi parece que no es para tanto, pero sí que es una torta bien potente, para comer con un vaso de agua al lado. Yo para rematarla la serví con un Óreo Frapuccino (en mi siguiente post publico la receta) que estaba delicioso, para nada envidiarle a los que se venden en las cafeterías. Ojalá les guste.  No estoy conforme con algunas fotos -mi cámara digital es bastante normalita- pero les aseguro que la torta estaba espectactacular. Nos vemos!.

Foto: Pilar Larralde Armas





Con esta receta participo del  ¨Concurso Aniversario¨organizado por Whole Kitchen


Torta Oreo
(Fuente: Revista elgourmet.com, mayo de 2008, nº39. Autora de la receta, Pamela Villar)

Para el bizcocho:
150 grs. de chocolate semiamargo
200 grs. de manteca (mantequilla)
120 grs. de galletitas Oreo
50 grs. de harina oooo (para pastelería)
1 cucharadita de polvo de hornear
10 yemas
80 grs. de azúcar impalpable
6 claras
110 grs. de azúcar común

-Encienda el horno a 180 ºc.
-Enmanteque y enharine 3 moldes circulares de 20 cm. de diámetro cada uno.
-Derrita el chocolate a baño María junto con la manteca.
-Mientras tanto, procese las galletitas junto con la harina y el polvo de hornear. Reserve.
-Bata a blanco las yemas con el azúcar impalpable e incorpore el chocolate -en tres tandas- con movimientos envolventes.
-Por otro lado, bata las claras a nieve con el azúcar-
-Alterne las claras con los secos (las galletitas procesadas), y agregue a la preparación de chocolate y yemas, en tres tandas y con movimientos envolventes.
-Coloque la preparación en los moldes y cocine por 12 minutos.
-Deje enfriar preferentemente un día entero tapado en un lugar seco.

Para la crema de chocolate blanco y galletitas Oreo
180 grs. de chocolate blanco
2 paquetes de galletitas Oreo
300 grs. de crema
100 grs. de queso crema

-Caliente la mitad de la crema y vuelque sobre el chocolate bien picado. Mezcle hasta que el chocolate esté bien incorporado.
-Agregue el queso crema y luego la crema restante. Deje enfriar por 1 hora en la heladera.
-Retire y bata todo junto hasta que tome punto.
-Pique las galletitas Oreo groseramente e incorpore a lo anterior. Reserve en la heladera.

Para el baño de chocolate:
200 grs. de chocolate semiamargo
150 grs. de crema

-Caliente la crema y vuelque sobre el chocolate picado. Reserve hasta el momento del armado.

Para el armado y la presentación
100 grs. de chocolate semiamargo
100 grs. de crema

-Calentar la crema, incorporarla al chocolate picado y mezclar hasta integrar. Reservar en la heladera por 1 hora.
-Retirar la ganache y batirla hasta tomar punto. Utilizarla para la decoración.

almibar, c/n
mini oreo, c/n

-Coloque un disco de biscuit en un molde, humedezca con almíbar y coloque la mitad de la crema de chocolate blanco y galletitas Oreo. Repita esta operación con los discos y crema restante.
-Enfríe bien. Desmolde y bañe con el baño de chocolate. 
-Con la ayuda de una manga pastelera,  forme picos sobre la torta y decore con las mini óreo.

sábado, 18 de junio de 2011

Bastilla de pollo

Foto: Pilar Larralde Armas



Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de junio nos invita a preparar un clásico de la gastronomia marroquí, Pastela Moruna


La bastilla es un plato muy popular de la cocina marroquí.  Como se trata de una cultura principalmente de transmisión oral, no existe una sola manera de escribír esta palabra en nuestro alfabeto sino tantas como formas de pronunciarla: pastilla, bastilla, b´stella, b´astilla, pastela....Tampoco existe una forma tradicional de preparar esta comida, sino una clase de sabores que debería tener. La más común es la de paloma, pero también se puede hacer de pollo, mariscos, uncluso dulce. Y la masa tradicional no es la philo, sino la warqa (¨ouarca¨).  Con masa philo queda muy bien y no pierde su espíritu, que en estos platos es la más importante¨. (Narda Lepes, Comer y pasarla bien).

Foto: Pilar Larralde Armas


Cuando leí en el CWK que este mes teníamos que hacer una bastilla, me puse muy contenta, porque desde que leí el libro de Narda (hallá por el 2008) tenía mucha ganas de hacerla, pero por una cosa u otra no encontraba el momento (es que tengo tantas recetas en el tintero!!). Como obviamente no la iba a hacer con paloma (que impresión!), elegí la opción que me era a más accesible, como es el pollo. La masa philo no es un alimento difícil de conseguír (he visto que en los programas de cocina la han utilizado muchas veces) pero me costó conseguirla, recorrí supermercados, pero nada...hasta que me acordé de una dietética cerca de mi casa donde la vendían, asique fuí, no la tenían pero la chica que me atendió me dijo que se la encargara que me la iba a conseguír y asi fué, asique ¡muchas gracias!. Con las especies no me fue difícil, pero si ustedes no consiguen una, no hay problema, como dije antes, no se trata de seguír esta receta a ¨rajatabla¨.
Tengo que decír que tenía un poco de miedo cuando servír la bastilla, porque no estoy acostumbrada a cocinar con tanta variedad de especias, pero fué todo un éxito, quedó deliciosa y a todos en casa les gustó. Definitivamente va a quedar dentro de mi recetario para hacerla de nuevo. 

Bastilla de pollo  
(Fuente: Narda Lepes, Comer y pasarla bien. Ed. Planeta).

aceite de oliva, c/n
2 cebollas grandes
1 cucharadita (de café) de cúrcuma
1 pizca de azafrán
1/2 cucharadita de jenjibre en polvo
1/2 cucharadita de canela
opcional: clavo de olor molido y comino, una cucharadita
1 pollo (sin piel y cortado en cuartos: con las supremas y las patas y muslos)
vinagre, c/n
sal, c/n
100 c.c. de agua
5 huevos
1 taza de perejil y cilantro picados
100 grs. de almendras peladas, tostadas y molidas
200 grs. de manteca
200 grs. de masa philo 
azúcar y canela para espolvorear la bastilla, a gusto

-En una sartén con un poco de aceite de oliva poner las cebollas picadas, la cúrcuma, el azafrán, el jenjibre en polvo y la canela. Si se quiere, un poco de clavo de olor molido y otro poco de comino. Estas medidas nunca son iguales; después de haberla hecha una vez,  podemos guiarnos más por instinto. En el resultado final,  ninguna de las especias (además de la canela en polvo de la decoración) debería destacar demasiado. Retire del fuego la cebolla cuando esté apenas blanda. Reservar.
Trozar el pollo, quitarle la piel, lavarlo, y frotarlo con sal y un poco de vinagre.  En una fuente de horno no muy grande, poner el pollo trozead y la cebolla por arriba; agregar un chorro generoso de aceite de olia y medio vaso de agua.
Cocinar en horno el pollo cubierto con la mezcla por 1 hora y media. Una vez cocido el pollo, dejar que entibie y desmenuzarlo.
Es importante no olvidar de levantar el fondo de cocción de la asadera con un poco de agua. Volver a mezclar el fondo con el pollo desenuzado e incorporar los huevos, el perejil y cilantro picados y la mitad de las almendras peladas, tostadas y molidas.
-Cuando el pollo lleve por lo menos una hora en el horno, derretír 200 grs. de manteca a fuego muy bajo sin tocarla; una vez líquida, sacarle la espuma de arriba y volcarla en un bowl, dejando en la ollita el suero blanco del fondo (esto es ¨clarificar¨)
-Enmantecar y enharinar un molde de 25 cm. de diámetro, colocar una hoja de masa philo -dejando mucho borde sobrante de modo de cubrír la superficie-, mojar un pincel con la manteca clarificada y dar golpecitos sobre la superficie de la masa de manera pareja, para que se distribuya bien. Sólo entonces pincelar. Si es necesario, volver a mojar en la manteca para repetír. Disponer otra capa de masa y repetír hasta acabar con la masa philo. La última, que va a estar en contacto con el relleno, no lleva manteca.
-Colocar en la base el resto de las almendras peladas, tostadas y molidas, y encima el relleno. Cerrar la masa plegándola por arriba. Si queda muy gruesa, cortar lo que sobra. Como la masa philo es frágil, puede partirse, quedando desprolijo. ¡A no desesperar!. Cubrír la superficie con una capa de dos hojas de masa philo (que superen el diámetro del molde), doblando los bordes hacia adentro. Con los recortes que quedaron, aunque sean muy chicos, hacer un bollito (parecerán florcitas) y cubrír los bordes del molde con ellos. Pincelar con manteca.
-Llevar a horno medio previamente precalentado, de 45 minutos a 1 hora, hasta que esté bien dorado. Sacarlo y dejar reposar por lo menos 10 minutos. Para terminar, espolvorear la superficie con una mezcla de azúcar y canela (a gusto). La receta original lleva mucho de ambas cosas, pero para paladares no acostumbrados es mejor empezar de a poco.

miércoles, 15 de junio de 2011

Muffins integrales con manzanas y frambuesas

Foto: Pilar Larralde Armas

La receta que les presento hoy se trata de unos muffins muy especiales, ¿y porqué los defino así?, porque están hechos principalmente a base de harina integral, manzanas y frambuesas, y no contienen ni manteca, ni aceite ni huevo, por lo que resultan muy sanos y de bajas calorías, por eso los pueden comer personas que estén a dieta, o que tengan algún tipo de alergia al huevo, por ejemplo. La receta la saqué de un libro llamado ¨Muffins y otros pastelitos¨ (tengo pensado publicar una reseña del libro muy pronto)


Foto: Pilar Larralde Armas



 Los muffins los acompañé con un té, pero no cualquier té, sino un blend de la marca argentina de tés Teeson. Tengo auténtica pasión por el mundo del té, y siempre estoy buscando distintas variedades, por eso en mis vacaciones a Bariloche, me compré este té en una chocolatería muy famosa donde venden todos sus blends. Ellos (Teeson) se dedican a la comercialización de distintos blends (mezclas de hierbas de té con diferentes productos, como frutos desecados, especias, etc.) de su propia creación, además de vender distintos tés internacionales, entre otras cosas relacionadas al hermoso mundo del té. En esta ocasión disfruté del blend berry fruit, a base de té negro de Ceylon, con moras, zarzamoras, bayas y arándanos. Una combinación perfecta con los muffins que hice, ideales para la hora del té.
 
Foto: Pilar Larralde Armas



Con esta receta participo del  ¨Concurso Aniversario¨organizado por Whole Kitchen




Muffins integrales con manzanas y frambuesas
(para 15 muffins)


3 manzanas rojas y grandes, peladas y sin el cprazón
150 c.c. de agua
1 1/2 cucharadita de pimienta inglesa
aceite vegetal en aerosol, para engrasar (si no usa moldes)
300 grs. de harina integral
9 grs. de polvo leudante
1/4 cucharadita de sal
4 cucharadas de azúcar
100 grs. de frambuesas

- Corte 2 manzanas en rodajas finas y póngalas en una cazuela con 6 cucharadas del agua. Llévelo todo a ebullición y baje después el fuego. Incorpore 1/2 cucharadita de pimienta inglesa, tape la cazuela y deje que cueza a fuego lento, removiendo, de 15 a 20 minutos, o hasta que el agua se haya consumido.  Triture la manzana hasta conseguír un puré. Añádale el agua restante y remueva bien.
-Engrase con el aerosol de aceite un molde para 12 muffins, o fórrelo con moldes de papel. Tamice en un cuenco la harina, la levadura, la sal y el resto de la pimienta. Añada el azúcar y remueva.
-Precaliente el horno a 200ºc. Pique la manzana restante (pelada) y añádala a la mezcla de harina. Eche las frambuesas y mézclelas con suavidad. Agregue el puré de manzana y remueva ligeramente, es mejor si quedan grumos.
-Repartír la masa entre los moldes, llennádolos sólo 3/4 partes. Hornee los muffins 25 minutos o hasta que hayan subido y esté dorados (yo los terminé cocinando en el horno como una hora, porque quedaban muy húmedos; ustedes si los hacen tengan en cuenta el tema del horno, porque varía mucho de uno a otro). Sáquelos del horno y déjelos enfriar sobre una rejilla metálica.

viernes, 10 de junio de 2011

Mi primer torta decorada

Estuve muchos meses pensando si publicar o no esta entrada, porque me parecía -y sigue pareciendo- que no está a la altura de lo que quise hacer en ese momento -tengo que decír que no soy muy perfeccionista pero la verdad es que la torta me salió bastante sencilla- hasta que por fin me animé. Esta torta la hice a mediados del año pasado, en mi primer año de Decoración Artesanal de Tortas.





Aquí en Argentina existe una larga tradición en la decoración con azúcar -más de 30 años, cuando yo nací hacía rato que existía este método en decoración de tortas- y existen colecciones de revistas con el paso a paso para modelar figuras y decorar tortas, y me acuerdo que cuando era bastante chica -en la primaria-  veía un programa en Utilisima que lo conducía mi admirada Marta Ballina. Hasta ese entonces, la decoración con azúcar aquí en mi país era muy clásica, con flores en glasé, guardas, no mucho más..pero Marta Ballina fué quien introdujo el modelado en azúcar. Me acuerdo que veía maravillada su programa, me encantaba ver cómo con sus manos armaba unos ¨muñequitos¨  hermosos y decoraba tortas de bautismos, comunión, los quince, casamiento....
Entonces pasaron los años y quise probar de estudiar esta técnica de decoración, por lo que me inscribí en una repostería que en la que dan la ¨carrera¨ Profesor/a en Decoración Artesanal de Tortas, que dura tres años. Es hermoso todo lo que aprendés, pero yo hice sólo primer año, porque la verdad es que me costaba bastante. No el hecho de decorar, hacer flores, guardas con glasé, forrar una torta...lo que más me costaba era el hecho de modelar -justo lo más lindo-  porque naturalmente tengo las manos un poco calientes y por ende me daba más trabajo. Yo quería continuar porque de todos modos estaba contenta pero lamentablemente me tocó una de esas profesoras que ayudan más a los alumnos que les va bien que a los que les cuesta un poco más -¿contradictorio no-?, tuvimos algunas ¨desaveniencias¨ asique desistí, terminé el primer año y abandoné, aunque voy a ver de continuar en otro lugar. La cuestión es que esta torta que les presento hoy es la primera torta enteramente decorada que hicimos. Se trata de un bizcochuelo relleno con dulce de leche, y decorado con masa fondant -más adelante voy a publicar la receta- que la coloree con colorante verde. El  ¨dibujo¨ que se puede ver sobre la masa lo hice con la ayuda de un palo texturizador -creo que ese es el nombre-, son como unos palos de amasar, con diferentes dibujos grabados, vienen en distintos tamaños, lo que tenes que hacer para utilizarlos es simplemente pasar el palo suavemente pero firme sobre el fondant -que tiene que estar más grueso de lo habitual porque al pasar el palo se afina- y asi se hacen las formas. Después a la torta le hice una guarda con glasé imitando al pasto (utilizé un pico para hacer pasto) y en centro le puse un perro modelado con mucho trabajo, pero por suerte me salió. Ojalá les guste!!


viernes, 3 de junio de 2011

Coquitos

Foto: Pilar Larralde Armas

Estos coquitos los hice hace ya unas semanas. Me acuerdo que los preparé en una tarde: estaba aburrida, sin nada que hacer, entonces me puse a buscar qué ingredientes tenía y qué podía hacer con ellos, hasta que me encontré con unas bolsitas de coco rallado y acordé de esta receta. 
Los coquitos son unas masitas muy populares aquí en Argentina hechas -obviamente- a base de coco; algunos se lo agregan al merengue y  hacen unos merenguitos saborizados, y otros le agregan crema pastelera, entre otros ingredientes. A mi me encantan y combinan muy bien así solos con una buena taza de café, pero también resulta una muy buena idea utilizarlos en una tarta de coco y dulce de leche. Como sea, son deliciosos. A continuación la receta.

Coquitos
(Fuente: Cara Serventi, Utilisima.com)

200 grs. de manteca (mantequilla) pomada
250 grs. de azúcar
5 huevos a temperatura ambiente
200 grs. de crema pastelera (si hacen la mitad de la receta, igual les va a sobrar un poco; la pueden utilizar para untar una rebanada de pan tostado, y queda perfecta para el desayuno)
escencia de vainilla, c/n
400 grs. de coco rallado
30 grs. de almidón de maíz

-Precalentar el horno a 180ºc.
-Enmantecar una placa para horno.
-Batír la manteca junto con el azúcar hasta formar una crema. Ir agregando los huevos de a uno mientras continúo batiendo.
-Incorporar la crema pastelera y por último el coco rallado, la escencia de vainilla y el almidón de maíz.
-Colocar la preparación en una manga, realizar copos de masa sobre la placa para horno y cocinar durante 15 minutos o hasta que estén bien dorados.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...