lunes, 27 de abril de 2015

Torta invertida de membrillo

Foto:Pilar Larrade Armas


Sucede algo curioso con los membrillos en Argentina, o por lo menos me resulta curioso a mí: el dulce de esta fruta es sumamente popular y se consigue en todos lados durante todo el año, mayormente utilizado para hacer la clásica (y deliciosa) pastafrola, pero el membrillo, la fruta en sí, la encontramos durante un breve tiempo durante lo meses frescos, y si es que la conseguimos... Asique me puse muy contenta cuando al ir a la verdulería de mi barrio ví estos hermosos membrillos, que tengo que confesar, nunca antes los había comido así en fruta entera, sino en su forma de dulce.

Foto: Pilar Larralde Armas

Foto: Pilar Larralde Armas

En realidad no sabía muy bien qué iba a preparar con esta fruta pero tenia que aprovechar y comprarla. Asique pensando un poco enseguida se me ocurrió hacer la también clásica torta invertida, pero esta vez con membrillos.

Foto: Pilar Larralde Armas

El membrillo es muy duro como para comerlo asi sin más, por lo que se suele cocinarlo con azúcar como para hacer justamente el tan utilizado dulce de  membrillo. En este caso, cociné los membrillos (esta receta necesita sólo dos) en almíbar hasta que estén tiernos y caramelizados, para luego cubrirlos dentro del molde con la masa de la torta. 
Un clásico revisionado. Y una delicia total.


Foto:Pilar Larralde Armas

Torta invertida de membrillo
(ligeramente adaptado a partir de una receta del blog DIG)

Para la cocción y caramelización de los membrillos:
2 membrillos
75 grs. de manteca (mantequilla)
65 grs. de azúcar
ralladura y jugo de 2 naranjas

-Pelar los membrillos, cortarlos en cuartos y luego quitarles el centro, por último, cortar por la mitad los cuartos.
-Poner en una cacerola a fuego medio la manteca (mantequilla) con el azúcar y el jugo y ralladura de naranja. Esperar que se disuelva la manteca, mezclar y poner los membrillos. Cocinar unos 15 minutos, darlos vuelta y cocina otros 15 minutos aproximadamente, hasta que el azúcar se torne de un color marrón claro y halla caramelizado, teniendo cuidado de que los membrillos no se quemen. Disponer los membrillos sobre una molde redondo de 23 cm. de diámetro previamente enmantecado y enharinado, y encima esparcir el caramelo. Reservar.

Para la torta:
75 grs. de manteca (mantequilla) blanda
235 grs. de azúcar
2 huevos grandes
175 grs. de harina leudante
1/2 cucharadita de canela
2 cucharadas de yogur griego/crema/leche

-Encender el horno a 180°c.
-Batir la manteca (mantequilla) blanda con el azúcar hasta formar una crema, alrededor de 5 minutos. Incorporar los huevos de a uno, sin dejar de batir entre cada adición. Agregar el yogur griego o crema o leche, la harina leudante y la canela, y mezclar bien hasta conseguír una preparación homogénea.
-Poner la preparación anterior sobre el molde con los membrillos, esparcir cuidadosamente y hornear entre 35/40 minutos, o hasta que el insertar un palillo en el centro éste salga limpio. Retirar del honro, esperar 5 minutos y poner encima del molde un plato grande o una bandeja y dar vuelta para así desmoldar la torta. Servir tibia o a temperatura ambiente.

miércoles, 22 de abril de 2015

Brownies de chocolate y remolacha

Foto: Pilar Larralde Armas

Juntos con las galletitas, los brownies son mis dulces preferidos. Esa consistencia húmeda, ¨chocolatosa¨ me vuelve loca! jajja y es por eso que el último tiempo he estado experimentando un poco con varias recetas para ampliar un poco el repertorio y probar otras versiones. Esta receta que publico hoy es prueba de eso. A algunas puede que les resulte algo extraño utilizar una verdura en un producto de pastelería pero la verdad que no lo es y hay varios ejemplos de eso. En este caso, la remolacha les aporta a los brownies una textura bien húmeda y cremosa, por así decirlo. Son fáciles de hacer, en realidad como cualquier otro brownie, pero estos requieren de un tiempo extra necesario para la cocción de las remolachas, pero van a estar muy satisfechos de lo ricos que son!


Brownies de chocolate y remolacha
(Fuente: Rachel Allen. Cake)

275 grs. de remolacha sin la raíz
250 grs. de chocolate semi amargo
250 grs. de manteca (mantquilla) blanda
300 grs. de azúcar
3 huevos
75 grs. de harina 0000
50 grs. de cacao amargo
1/2 cucharadita de polvo leudante (royal)
1 pizca de sal

-Cocinar las remolachas en abundante agua, entre 30-60 minutos. Apagar el fuego, colar y dejar entibiar antes de quitarles la piel, luego cortarlas en cubos grandes y procesarlas hasta hacer un puré con ellas y reservar.
-Encender el horno a 180°c.
-Enmantecar un molde de 20 x 20 cm., cubrir la base con papel manteca y volver a enmantecar. Reservar.
-Derretir el chocolate a baño maría, revolviendo de vez en cuando hasta derretir, reservar.
-Batir la manteca (mantequilla) con el azúcar hasta formar una crema, alrededor de 5 minutos.
-Aparte, batir con batidora eléctrica los huevos un minuto, y luego ir agregando los huevos gradualmente a la mezcla de  manteca y azúcar, sin dejar de batir. Agregar el puré de remolacha y el chocolate  y batir. Por último, incorporar en tres veces los ingredientes secos previamente tamizados, mezclando suavemente con una espátula hasta integrar.
-Pasar la preparación al molde emparejando con una espátula, y hornear 30-35 minutos. Retirar del horno, dejar enfriar por completo dentro del molde y llevarlo a la heladera hasta que estén bien firmes, porque son muy húmedos y delicados. Entonces sí cortar en porciones.

jueves, 16 de abril de 2015

Scones

Foto: Pilar Larralde Armas

Hoy les traigo un clásico de las abuelas, los scones para la hora del té, ¿quién no tiene una receta de scons en su familia?? Estas masitas originarias de Escocia, bien esponjosas, se suelen acompañar con mermelada o crema (yo lo acompañé con lemon curd, una crema de limón que se utiliza para hacer lemon pies) y son facílisimas de hacer, se hacen rapidisimo y la receta rinde para varios scons, con ingredientes que tenemos a mano (manteca -mantequilla-, azúcar, leche o crema y huevo), no hay excusas para no hacerlos!


Foto: Pilar Larralde Armas


Scones
(Fuente: Ximenza Sáenz. La hora del té. Periplo Ediciones)

rinden alrededor de 20 scons, dependiendo del tamaño

400 grs. de harina 0000
2 cucharaditas de polvo de hornear
1/2 cucharadita de sal fina
60 grs. de azúcar
100 grs. de manteca (mantequilla) bien fría, cortada en cubos
1 huevo 
200 grs. de crema de leche (aunque también se puede utilizar leche)
crema o para pincelar

-Procesar la harina con el polvo de hornear, la sal fina, el azúcar y la manteca (mantequilla) hasta formar un arenado.
-En un pequeño bowl mezclar 1 huevo con la crema, verterlo sobre el arenado y procesar sólo hasta formar un bollo, teniendo mucho cuidado de no sobreprocesar porque sino después los scons saldrán duros.
-Envolver la masa en papel film, estirarla suavemente y llevarla a la heladera por media hora.
-Encender el horno a 200°c.
-Cubrír con papel manteca una bandeja para horno. Reservar.
-Retirar la masa de la heladera, estirarla a 3 cm. de espesor aproximadamente, cortar los scones con un cortante redondo del tamaño deseado (el que tengan) e ir colocándolos sobre la bandeja para horno. Pincelarlos con huevo o con crema derretida.
-Hornear por 15 minutos aproximadamente.

viernes, 10 de abril de 2015

Tarta crujiente de peras y miel


Foto: Pilar Larralde Armas

Hoy, una tarta perfecta para estos días otoñales. Ya en la verdulería aparecen las peras, tan ricas que son. Pero me llevé una sorpresa el otro día al ver no sólo las peras de siempre con cáscara amarilla/verdosa, sino unas con cáscara roja, igual de ricas que las que vemos siempre, lástima que no les saqué foto, de todas formas voy a hacer otras recetas con esta fruta...

Foto: Pilar Larralde Armas


La masa de esta tarta lleva harina integral, lo que la hace inmediatamente más sana jej. Y además el relleno de peras se cocina primero en una olla con miel, canela y agua, toda una conjunción de sabores. Y para terminar, encima un crujiente de canela. Espectacular.


Foto: Pilar Larralde Armas

Tarta crujiente de peras y miel
(Fuente: Teeny Lamothe. Teeny´s Tour of Pie)

rinde 12 porciones aproximadamente, en una tartera de  cm. de diámetri

Para las peras:
420 grs. de miel
1 litro de agua
7 peras grandes, peladas, sin la ¨nervadura¨, y cortadas en gajos
2 ramas de canela

-Poner la miel y el agua en una cacerola a fuego medio-alto y mezclar frecuentemente para disolver la miel, de 10 a 15 minutos.
-Agregar las peras y las ramas de canela, tapar la cacerola y cocinar hasta que las peras estén tiernas y se puedan pinchar facilmente con un tenedor, entre 20-25 minutos.
-Una vez que las peras estén cocidas, apagar el fuego y dejar que se enfrien a temperatura ambiente. Para acrecentar el sabor, guardar la cacerola tapada en la heladera durante toda la noche; si no disponés de tiempo va a bastar un par de horas, pero el sabor no va a ser tan fuerte.

Para la masa (levemente adaptada por mi):
200 grs. de harina 0000
160 grs. de harina integral
2 cucharaditas de sal
2 cucharadas de azúcar
230 grs. de manteca (mantequilla) fría, cortada en cubos
12 cucharadas de agua helada

-Poner todos los ingredientes menos el agua en la procesadora y procesar sólo hasta formar un arenado; ir agregando el agua a medida que la masa lo necesite hasta formar un bollo, teniendo cuidado de no sobre-procesar, sino se derretirá la manteca (mantequilla) y no es la idea.
-Espolvorear la masa con harina por toda su superficie y envolver en papel film; aplastar la masa levemente con las manos y llevarla a la heladera por al menos 1 hora.

Para el crumble de canela:
260 grs. de harina 0000
170 grs. de azúcar orgánica
224 grs. de azúcar común
2 cucharaditas de canela
210 grs. de manteca (mantequilla) derretida

-Poner todos los ingredientes secos en un bowl y mezclar; agregar la manteca (mantequilla) derretida y mezclar con un tenedor o una espátula formando un arenado. Guardar en el freezer hasta el momento de utilizar.

Armado y cocción:
120 grs. de fécula de maíz (maizena)
2 cucharadas de miel

-Encender el horno a 180°c.
-Retirar las peras frías de la cacerola y ponerlas en un bowl, reservando 3/4 taza del líquido de cocción en una ollita, removiendo y tirando las ramas de canela.
-Agregar en la ollita con el líquido de cocción delas peras la canela molida, la fécula de maíz y 1 cucharada de miel y mezclar hasta incorporar. Cocinar a fuego medio mezclando constantemente, hasta que empiece a espesarse, entre 5 a 7 minutos. Apagar el fuego y dejar enfriar unos minutos.
-Mezclar las peras con la preparación anterior y dejar enfriar por completo mientras preparamos la masa.

-Retirar la masa de la heladera y dejarla 5 minutos a temperatura ambiente para que se ablande un poco.
-Espolvorear la mesa con harina y estirar la masa; cubrír una tartera de 23 cm. de diametro con la masa.
-Poner encima el relleno frío de peras y cubrír con el crumble de canela que guardamos en el freezer.
-Llevar la tarta al horno y cocinar hasta que la base y el crumble están cocidos y dorados, entre 45 a 55 minutos, cubriendo la tarta con papel aluminio si el crumble se dora demasiado rápido y todavía la tarta no se cocinó adecuadamente. Retirar del horno y dejar enfriar a temperatura ambiente 45 minutos antes de servir.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...