lunes, 21 de marzo de 2016

Mermelada de ciruelas, baja en azúcar (para aprovechar las últimas de la temporada)

Foto: Pilar Larralde Armas

Ya casi casi comienza el otoño, y hay que aprovechar las últimas frutas que nos llegan del verano, asique cuando ví que en la verdulería de mi barrio todavía tenían unas hermosas ciruelas, tuve que compras varias y hacer una mermelada, para que podamos disfruar esta fruta unos meses más.


Foto: Pilar Larralde Armas

Se trata de una mermelada baja en calorías, no tiene ni edulcorante ni stevia, pero si poca azúcar en comparación con la fruta, la proporción es la mitad de azúcar con respecto a la fruta, por lo que sale una mermelada no dulce en exceso, una combinación suave de dulce-ácido por el sabor de las ciruelas, con el twist que le da el agregado de chaucha de vainilla (aunque no es obligatoria utilizarla en la receta, le agrega un sabor delicioso a la mermelada y hace que no quede de un sabor tan monótono).


Foto: Pilar Larralde Armas
Foto: Pilar Larralde Armas

Al llevar poca azúcar, la consistencia de la mermelada no va a ser tan consistente -valga la redundancia- a como estamos acostumbrados, es más bien blandida, corrediza y ligera. Para comerla sobre una tostada en el desayuno. O mejor aún, sobre un delicioso helado de vainilla o de crema, porqué no!jeje


Foto: Pilar Larralde Armas

Mermelada de ciruelas, baja en azúcar
(Fuente: Hugh Fearnley-Whittingstall. River Cottage Fruit Every Day)

rinde 4 frascos

1,500 kgr. de ciruelas
1-2 chauchas de vainilla, opcional
750 grs. de azúcar

-Cortar las ciruelas por la mitad, quitarles el carozo y reservarlos: cortar las mitades en cuartos, dependiendo del tamaño (utilizamos la fruta con su cáscara) y ponerlas en una cacerola de fondo grueso con 200 ml. de agua, las chauchas de vainillas, cortadas al medio y extraido las semillas (va la chaucha y las semillas), si las usás y los carozos envueltos en un paquetito de gasa (atado con un hilo). Cocinar a fuego medio por 20 minutos, mezclando ocasionalmente, hasta que la fruta esté bien tierna. Agregar el azúcar y mezclar hasta disolver.
-Subir el fuego a máximo y una vez que la mermelada hierve, cocinar 5-7 minutos mezclando de tanto en tanto. Apagar el fuego y esperar  5 minutos, retirar el paquetito con los carozos, y envasar la mermelada aún caliente en frascos previamente esterilizados, junto con un pedazo de chaucha de vainilla. Por último,  pasteurizar.

Nota: Se conserva durante 1 año en lugar seco y oscuro. Una vez abierta, guardarla en la heladera y utilizarla dentro del mes.

domingo, 13 de marzo de 2016

Custard Cream Biscuits

Foto: Pilar Larralde Armas

Unas galletitas perfectas para la hora del té. Bien británicas. Las custard cream son unas biscuits/cookies/galletitas/masitas muy populares en Reino Unido, donde las elaboran de forma industrial, consistentes en dos bases de galletita unidas por una crema, la custard cream. Tienen un diseño hermoso, con unos dibujos muy al estilo barroco.


Foto: Pilar Larralde Armas 

Y como casi toda preparación dulce industrial, existe una versión ¨casera¨, para hacerla nosotros mismos. Asique la hice para tomar el té por la tarde, ocasión ideal para hacer usar unos sellos que había comprado por internet para hacer una variedad de biscuits británicas, (las custard cream eran las primeras que quería hacer), aunque obviamente se puede hacer la receta perfectamente sin utilizar ese elemento.


Foto: Pilar Larralde Armas 

Investigando en la red, me enteré que la custard cream es una dulce crema inglesa muy popular por esas tierras, parecida a nuestra crema pastelera,ellos la elaboran con un polvo ya preparado, custard cream powder. Obviamente ese ingrediente es imposible de conseguír por aquí, asique buscando alternativas para poder elaborar estas biscuits una misma, ví con unos consejos en la web de que se podía fácilmente reemplazar por los preparados comerciales para hacer postre de vainilla, asique buenísimo.
Son de-li-cio-sas. Con un marcado sabor a vainilla, gracias al polvo de postre de vainila.

Foto: Pilar Larralde Armas

Custard Cream Biscuits
(Fuente: Nigella Lawson. Feast. Food that celebrates life)

Para las galletitas/biscuits:
175 grs. de harina 0000
3 cucharadas de polvo de postre de vainilla (de los que se compran en el super, vienen en cajitas o en sobres, pero presten atención a que diga postre, no flan)
1 cucharadita de polvo de hornear (royal)
50 grs. de manteca (mantequilla)
50 grs. de margarina
3 cucharadas de azúcar
1 huevo
1 cucharada de leche, si fuese necesario

-Poner la harina, el polvo de postre de vainilla y el polvo de hornear y procesar unos segundos hasta mezclar. Agregar la manteca (mantequilla) cortada en cubos y la margarina en cucharadas, y procesar sólo hasta formar un arenado. Agregar el azúcar y procesar de nuevo, y por último agregar el huevo y procesar de nuevo hasta formar una masa (si fuese necesario, agregar la leche, con cuidado). Envolver la masa en papel film, aplastándola levemente y llevarla a la heladera por 20 minutos,
-10 minutos antes de cocinar las biscuits, encender el horno a 180°c.
-Desenvolver la masa, pasarla a una mesa ligeramente enharinada y estirarla a 4 mm de espesor, Si tenés un sello para biscuits, ¨sellᨠla masa y luego cortá las biscuits con un cortante, sino tenés uno, diréctamente utilizá un cortante del tamaño y forma a elección (las clásicas custard creams son cuadradas pero podés hacerlas de otras formas, como corazones), e ir poniéndolas sobre una bandeja para horno previamente cubierta con papel manteca/para hornear, ligeramente separadas entre sí. Tengan en cuenta que deben tener números pares de tapas de galletitas, porque después se van a rellenar.
-Hornear alrededor de 15 minutos, hasta que estén ligeramente doradas. Retirar entonces del horno y dejar enfriar para rellenarlas.

Para la custard cream:
1 cucharada de polvo de postre de vainilla
100 grs. de azúcar impalpable/glas/lustre
50 grs. de manteca (mantequilla)
1 cucharadita de agua hirviendo

-Poner el polvo de postre de vainilla y el azúcar impalpable y procesar sólo hasta mezclar. Agregar la manteca (mantequilla) y procesar hasta formar una crema suave. Agregar la cucharadita de agua hirviendo y procesar de nuevo hasta unír.

-Poner una cucharadita de la custard cream sobre la base de una tapa de biscuit y suavemente esparcirla sobre la misma; cerrar con otra tapa teniendo cuidado, porque la masa es muy delicada y puede quebrarse. Repetír la operación con las demás tapas de biscuit.

martes, 1 de marzo de 2016

Torta de higos

Foto: Pilar larralde Armas

Los higos son una fruta deliciosa, me gustan mucho, pero no los suelo comer seguido porque no se consiguen fácilmente, más que nada cuadno los como son en almíbar - cuando los consigo-, asique cuando de compras por la verdulería ví que tenían un cajón lleno, tuve que comprar algunos, aunque no sabía muy bien qué iba a preparar con ellos (no los quería comer ¨como fruta¨, solos, quería aprovechar y cocinar algo).

Foto: Pilar Larralde Armas

Asique buscando entre mis libros de cocina dí con esta receta, una torta de higos de la gran Dorie Greenspan. Como sabrán, las últimas semanas fueron días de muuuucho calor, ni ganas de prender el horno, pero por suerte estos últimos días refrescaron un poco asiqué aproveché.


Foto: Pilar Larralde Armas

La base de la torta, la torta en sí, lleva maíz, miel...y encima ponemos los higos cortados al medio, previamente cocinados con algún vino dulce y miel, y con el líquido hacemos una deliciosa alsa dulce para acompañar la torta y hacerla más ¨postre¨, por así decirlo (comerla tibia con la salsa y un poco de helado de crema..... un placer!)


Foto: Pilar Larralde Armas

Torta de higos
(Fuente: Dorie GreenspanBaking. From my home to yours)

Para la salsa de higos:
125 ml. de vino dulce (yo utilicé Marsala)
170 grs. de miel
2 limones, bien lavados y cortados en rodajas lo más finas posibles
6 higos, bien lavados y cortados por la mitad (la receta pedía entre 16 y 20 higos, pero me parecían muchos, no sólo porque es un torta chica, sino sobre todo por el precio ya que no se trata de una fruta común y salen bastante caros. Yo utilicé 6 y la torta quedó igualmente rica, asique lo dejo a su elección la cantidad de higos que quieran utilizar)

-Poner en una ollita el vino dulce, la miel y los limones a fuego alto hasta que hierva. Entonces bajar el fuego a medio y agregar las mitades de higos. Cocinar unos 5 miutos o hasta que la fruta esté tierna pero no desecha. Retirar los higos de la olla (colocarlos sobre un plato hasta que se enfrien y podamos utilizarlos) y cocinar por aproximadamente 10 minutos más a fuego bajo. Apagar el fuego y reservar.

Para la torta:
50 grs. de azúcar
ralladura de 1/2 limón
180 grs. de manteca (mantequilla) pomada
3 huevos grandes, a temperatura ambiente
170 grs. de miel
1 cucharadita de escencia de vainila
195 grs. de harina 0000 tamizada
65 grs. de harina de maíz (polenta)
2 cucharaditas de polvo de hornear (royal)
1 pizca de sal

-Encender el horno a 180°c.
-Enmantecar y enharinar un molde de 23 cm. de diámetro. Reservar.
-En un bowl, mezclar bien el azúcar y la ralladura de limón. Agregar la manteca (mantequilla) pomada y batír con batidora eléctrica durante 5 minutos, hasta que se halla formado una crema. Incorporar los huevos de a uno, batiendo bien entre cada adición. Agregar a miel y la escencia de vainilla y batír.  Por último, incorporar los ingredientes secos de a poco, batiendo bien.
-Pasar la preparación al molde y disponer encima las mitades de higos.
-Llevar al horno y cocinar entre 55-60 minutos, o hasta que al insertar un palillo en el medio éste salga limpio. Retirar entonces del horno, dejar enfriar y pasar a una bandeja, espolvorear con azúcar impalpable, y servír las porciones acompañadas de la salsa de higos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...