Tarta Linzer, una delicia austríaca/húngara de frambuesas, almendras y canela

Foto: Pilar Larralde Armas

Una tarta perfecta para la hora del té. Rellena con mermelada de frambuesa, y con una masa crujiente a base de almendras y especias, es muy parecida en su aspecto a nuestra pastafrola por el enrejado de masa que tiene.

Foto: Pilar Larralde Armas

La tarta Linzer es una tarta que tiene su orígen en la ciudad austríaca de Linz, aunque es igualmente muy popular en otros países europeos como Hungría, Alemania y Suiza, donde es tradicional comerla durante la época navideña. Es una tarta antiquísima, tanto, que sus orígenes se remontan al año 1653 donde se encontró una receta de la misma en un códex.
La combinación de almendras con la canela más el dulce de frambuesa es perfecta, y acompañarla con una rica taza de té, ideal.


Foto: Pilar Larralde Armas

Tarta Linzer
(Fuente: Linda Collister. Great British Bake Off Showstoppers)

rinde 6 porciones aproximadamente, en una tartera de 23 cm. de diámetro

Para la masa:
125 grs. de almendras
225 grs. de harina 0000
1 pizca de sal
1/2 cucharadita de canela molida
ralladura de 1/2 limón
125 grs. de azúcar
125 grs. de manteca (mantequilla) fría, cortada en cubos
1 huevo grande
2 yemas

-Procesar las almendras hasta formar un polvo. Agregar  la harina, la sal, la canela, ralladura de limón y el azúcar, y pulsar unos segundos más hasta que los ingredientes estén mezclados. Agregar la manteca (mantequilla) y procesar sólo hasta formar un arenado. Mezclar en un pequeño bowl el huevos y las yemas hasta desligar, y agregarlo a la mezcla de la procesadora: pulsar unos segundos sólo hasta formar un bollo de masa: Retirar la masa de la procesadora y envolverla en papel film, para luego llevarla a la heladera por 1 hora, hasta que esté bien firme para poder estirar.
-Transcurrido el tiempo, retirar la masa de la heladera, estirarla con un palo de amasar sobre una mesa enharinada, y forrar una tartera de 23 cm. de diámetro con la masa: pincharla con un tenedor. Llevarla a la heladera hasta el momento de utilizar, junto con la masa sobrante que utilizaremos para cubrir la tarta.
-Mientras tanto, hacemos el relleno*.

Para el relleno (se puede hacer la mermelada uno mismo, o utilizar un frasco de una buena mermelada de frambuesa que no contenga mucha azúcar):
600 grs. de frambuesas
1 cucharadita de jugo de limón
6 cucharadas de azúcar

-Poner un plato en el freezer. Reservar.
-Poner las frambuesas, el jugo de limón y el azúcar en una olla de fondo grueso, Cocinar a fuego medio hasta que los jugos de la fruta empiezan a salír, luego subir el fuego a máximo y llevar rápidamente a hervor. Cocinar, mezclando constantemente, por aproximadamente 5 minutos. Retirar el plato del freezer, poner una cucharada de mermelada y pasar el dedo sobre la preparación: si se forma un zurco, es que la mermelada está lista: sino, cocinar unos 3 minutos más y hacer de nuevo la prueba del plato. 
-Una vez lista la mermelada, apagar el fuego y dejar enfriar a temperatura ambiente.

azúcar impalpable/glas/lustre para decorar, cantidad necesaria

-Encender el horno a 190°c.
-Retirar la tartera forrada de la heladera y cubrir con la mermelada de frambuesa que ya debe estar fría.
-Estirar el resto de la masa, cortar tiras y hacer una especie de ¨rejilla¨ sobre la tarta.
-Hornear alrededor de 35 minutos, hasta que esté dorada. Entonces retirar del horno, esperar 10 minutos y desmoldar sobre una bandeja. Espolvorear con azúcar impalpable/glas/lustre.

-Se puede comer tanto fría como tibia, en el mismo día.

Comentarios