martes, 12 de mayo de 2015

Budin de calabaza

Foto: Pilar Larralde Armas

Hacer pastelería con verduras ha sido todo un descubrimiento para mi, hasta hace un par de años me hubiera parecido una locura, algo ¨estrafalario¨, por así decirlo, pero navegando y navegando por la red y viendo varias recetas, me di cuenta que no era tan raro como pensaba....hay ciertas verduras que tiene un dulzor particular que van perfectas como un ingrediente en una torta, como el zucchini, la zanahoria o la remolacha... cada una de las recetas que preparé con esas verduras, sin excepeción, fueron una delicia absoluta, dejando a todos mis comensales esperando por otra porción... jeje
La torta de calabaza es todo un clásico, en Canadá y Estados Unidos es tradicional comerla en época de Halloween durante el otoño boreal, por lo del simbolismo entre la calabaza y la leyenda céltica de Jack-o´-lantern o linterna de Jack asociada a esa festividad, pero aunque nosotros no tengamos nada que ver con esta fiesta, sin duda podemos darnos el gusto de comer esta deliciosa torta de calabaza.

Foto: Pilar Larralde Armas

Como dije anteriormente, se trata de una torta deliciosa, muy húmeda, dulce, con el sabor extra que le aportan las especias como la canela, el jengibre y la nuez moscada, y la tradicional cobertura de queso crema en este tipo de tortas. Una torta que ya tiene su lugar destacado en mi recetario.


Budínde calabaza
(Fuente: King Arthur Flour.Whole Grain Baking)

112 grs. de manteca (mantequilla) pomada
100 ml. de aceite
370 grs. de azúcar orgánico (o mitad azúcar común y azúcar negro)
4 huevos
420 grs. de puré de calabaza (a mí me gusta cocinarla en el horno a baja temperatura -alrededor de 2 horas- antes que hervirla, para que no se aguachente)
170 grs. de harina integral
100 grs. de harina 0000
1 cucharadita de polvo leudante (royal)
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
1 pizca de sal
1 cucharadita de canela
1 cucharadita de jengibre en polvo
1/2 cucharadita de nuez moscada
1/2 cucharadita de especias de reposteria

-Encender el horno a 180°c.
-Enmantecar una budinera y cubrirla con papel manteca, dejando suficiente papel sobrante en los bordes para que después sea más fácil desmoldar el budín.
-Batír la manteca (mantequilla) con el aceite y el azúcar orgánico unos 5 minutos. Agregar los huevos de a uno sin dejar de batír entre cada adición. Incorporar el puré de calabaza y batír. Por último, agregar los ingredientes secos previamente tamizados y mezclar bien.
-Pasar la preparación a la budinera y hornear alrededor de 1 hora, hasta que al insertar un palillo en el centro éste salga limpio. Retirar del horno, dejar enfriar en el mismo molde y desmoldar sobre una bandeja/fuente. Decorar con la cobertura de queso crema*.

Para la *cobertura de queso crema:
(Fuente: el blog Food and cook)

150 grs. de queso crema tipo Philadelphia, a temperatura ambiente
125 grs. de azúcar impalpable/glas/lustre
25 grs. de manteca (mantequilla) blanda
150 grs. de crema líquida
ralladura de 1 naranja

-Batír todos los ingredientes juntos en una batidora hasta montar bien.

2 comentarios:

  1. ¡Qué rica! Además de darles un sabor particular a la repostería, algunas hortalizas como la calabaza, las zanahorias y la remolacha fueron utilizadas para "endulzar" las tortas en épocas de escasez de azúcar. Un beso, Pili!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...