lunes, 4 de octubre de 2010

Pan de Pita o Árabe



Me encanta hacer pan. Ver crecer la masa, sentír el aroma del pan hecho por una misma que inpregna toda la casa es algo hermoso, impagable. Pero antes de estudiar cocina no era así. Los panes que hacía (que por suerte fueron pocas veces, dados mis intentos infructuosos) eran verdaderamente incomibles. La corteza me salía demasiado dura, tenían poca miga, sin sabor.... Cuando empezé a estudiar panadería me dí cuenta de los posibles errores que cometía...le ponía poca sal, no amasaba la masa lo suficiente, no los dejaba leudar lo necesario (dada mi ansiedad de ver el resultado).
Y si hay algo que necesita especialmente el pan para que salga exitoso es que el que lo haga tenga tiempo y paciencia. Por eso creo que -a pesar de ser la comida que más personas consumen en el mundo- no se hace habitualmente en las casas, sobre todo los que vivimos en las ciudades, por el tiempo que lleva su elaboración (aunque en realidad no es tanto, dependiendo de qué pan hagamos). Por eso es ideal para hacer una sábado o un domingo para un asado, cuando no trabajamos y estamos más predispuestos a cocinar con tiempo.





El pan que hice en esta ocasión es uno de pita o árabe, como creo que se lo conoce más comunmente. Es un pan tìpico de Medio Oriente (Arabia, Turquía, Israel...), aunque con el tiempo fue haciéndose muy conocido en el mundo, hasta el punto de que hoy en día es muy fácil de conseguír en cualquier supermercado argentino. Es un pan cuya característica principal es la de ser redondo y plano, sin mucha coloración (más bien blanco) el cual se lo abre por uno de sus bordes -queda como una bolsa- y se le pone cualquier verdura o carne que querramos (a mí particularmente me encanta con atún)

Pan de Pita o Árabe
 250 grs. de harina 000
15 grs. de levadura prensada
150 c.c. de agua tibia
1 cucharadita de sal

1/2 cucharada de aceite (oliva, girasol... el que más gusten)

-Mezclar la levadura con una cucharada de harina  y una cucharadita de azúcar. Dejar fermentar por 10 minutos en un lugar cálido.
-Colocar el resto de la harina junto con la sal en un bowl, mezclar y colocar en el centro la levadura ya fermentada y el aceite. Ir mezclando e incorporando el agua a medida que la masa lo necesite.
-Una vez formada la masa, amasar durante diez minutos hasta que se forme un bollo con un textura homgénea.
-Dejar descansar en un lugar cálido por 15 minutos tapado con film.
-Dar 5 o 6 vueltas de palote.
-Separar piezas de 30 grs. cada una (aproximadamente), bollarlas dejarlas reposar por 20 minutos tapadas con film.
-Estirar con un palo de amasar los bollos en forma circular hasta lograr un espesor de 2 milímetros aprox. Dejar descansar por 20 minutos más ya en la placa enharinada que irá al horno.
-Hornear a 240ºc (bien fuerte) por 5 a 6 minutos. Los panes estarán listos cuando se hallan inflado (no tienen que dorarse).

3 comentarios:

  1. Que buena pinta que tiene ese pan!!! ideal para el veranito, y a ver cuando te preparas algunos para mi casita!!!

    ResponderEliminar
  2. En la receta dices: "Colocar el resto de la harina junto con la sal en un bowl, mezclar y colocar en el centro la levadura ya fermentada y el aceite."
    El aceite no figura entre los ingredientes, qué cantidad hay que ponerle? Aceite de girasol?
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Perdón por el error, me olvidé de poner la cantidad de aceite. Lleva media cucharada, puede ser de girasol, de oliva... el que más te guste. Saludos! Pilar

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...