domingo, 20 de noviembre de 2016

Pancitos húngaros de páprika

Foto: Pilar Larralde Armas 

Estos pancitos los hice hoy al mediodía, mientras tenía en el horno una bondiola de-li-cio-sa, para acompañar la carne del almuerzo del domingo. Porque si se tiene el tiempo, es bueno hacer el pan uno mismo, y más si es saborizado.
La receta la saqué de un libro sobre recetas húngaras con levadura, y hace mucho tiempo que tenía ganas de hacer estos pancitos, es que el pimentón o también llamado páprika en países como Hungría o Alemania (producto que se hace del secado y molido de varias variedades de pimientos rojos)- es uno de mis ingredientes preferidos dentro de la cocina salada, yo siempre lo uso cuando hago empanada gallega, o espolvoreado sobre papas fritas.

Foto: Pilar Larralde Armas

En la lista de ingredientes les paso la receta con los cambios que le hice -más que nada en cuanto a cantidad de ingredientes-, y entre paréntesis las cantidades tal cual están en la receta original. El motivo de esto es que los húngaros -y también los países del norte de Europa en general- utilizan mucha grasa, mucha manteca (mantequilla), crema.... yo creo que es debido a los fuertes inviernos que deben consumir comidas calóricas, y a nuestro gusto resultan un poco pesadas. La idea es tener unos pancitos saborizados livianos, perfectos para acompañar las comidas. Que los disfruten!

Foto: Pilar Larralde Armas

Pancitos húngaros de páprika

rinde 15 pancitos aproximadamente, dependiendo del tamaño

20 grs. de levadura fresca
2 cucharadas de leche tibia
400 grs. de harina 0000
1 cucharadita de sal
50 grs. de manteca (mantequilla) o margarina pomada (la receta pedía 250 grs.)
100 grs. de crema de leche (la receta pedía 150 gr.)
1 cucharadita de páprika dulce
100 grs. de un queso duro rallado, como cheddar o parmesano
1 yema
1 cucharadita de jugo de limón


1 huevo batido con un chorrito de aceite y 1/2 cucharadita de páprika, para pincelar los pancitos 

-Disolver la levadura fresca en la leche tibia con la pizca de azúcar. Cubrir con papel film o un repasador, y dejar 5 minutos en u lugar tibio -no caliente- por 5 minutos, hasta que comience a burbujear.
-En un bowl grande, mezclar la manteca (mantequilla) o la margarina junto con la harina hasta formar un arenado. Agregar la mezcla de levadura, la yema, la crema de leche, el jugo de limón, el queso rallado,el páprika y la sal, mezclando con las manos hasta formar un bollo.
-Pasar la masa a una mesa enharinada y amasar durante 5 minutos, hasta formar un bollo liso y homogéneo. Poner la masa en un bowl limpio pero enharinado, y tapar con papel film o un repasador. Dejar leudar en un lugar tibio -no caliente-  hasta que duplique su tamaño, alrededor de 1 hora.
-Encender el horno a 180°c.
-Retirar la masa del bowl y ponerla en la mesa ligeramente enharinada: desgasificarla con las manos y luego estirarla con la ayuda de de un palo de amasar hasta 1 cm. de espesor. Con una cuchilla bien afilada formar líneas entrecruzadas para hacer un ¨dibujo¨, teniendo cuidado que las líneas no sean profundas sino superficiales. Entonces con un cortante redondo cortar los pancitos e ir poniéndolos sobre unas placas previamente cubiertas con papel manteca, separados entre sí porque después van a crecer y necesitan espacio. Con la masa sobrante juntarla, dejarla descansar 5 minutos, y repetir la operación de estirar, formar el dibujo y cortar los panes.
-Pincelar los panes con la mezcla de huevo y páprika y dejar leudar nuevamente, esta vez por 30 minutos.
-Hornear por 30-35 minutos, hasta que estén dorados
-Retirar del horno. Se pueden comer tanto tibios como fríos.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...