Budín integral de café y avellanas con trocitos de chocolate

Foto: Pilar Larralde Armas

Buen día a todos! Ha sido un laaargo tiempo desde que no publicaba nada... el año pasado publiqué muy pocas recetas, y la verdad es que extraño mucho mucho este blog, aunque el año pasado prácticamente no publiqué recetas me siguen llegando comentarios tanto en el face como acá y me da cierta nostalgia. Me gustaría publicar más seguido recetas, pero el motivo de que el último año el blog estuvo un poco ausente es que comencé un tratamiento importante para bajar de peso y este año lo continúo, y sólo estuve cocinando cosas dulces para motivos especiales, como cumpleaños y demás, y no como antes que cocinaba budines todos los fines de semana y algo entresemana! jejej Es un cambio muy importante, pero mi intención es seguír publicando en el blog, aunque todavía no le encuentro el ritmo. Ojalá me sigan acompañando.

Foto: Pilar Larralde Armas

La receta que les comparto hoy la hice a principios del año pasado, y como ven la tenía pendiente de publicar desde hace mucho tiempo. Es como una versión integral del clásico budin hamburgués -una de las recetas más vistas del blog- pero con avellanas, una fruta seca que no consumo a menudo pero que es muy rica, además del agregado de café. Una combinación perfecta!
Pruébenla, porque no se van a arrepentír.


Foto: Pilar Larralde Armas

Budín de café y avellanas con trocitos de chocolate
(Fuente: King Arthur Flour. Whole Grain Baking)

Para la torta:
245 grs. de avellanas
130 grs. de harina 0000
250 grs. de harina integral
2 cucharaditas de polvo de hornear
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de polvo de hornear
1-2 cucharadas de café expresso en polvo (de acuerdo al gusto de cada uno, yo le puse 2 cucharadas y el budín no quedó fuerte)
200 grs. de azúcar
170 grs. de chocolate cortado en trocitos, o diréctamente chips
240 grs. de manteca (mantequilla) derretida
4 huevos grandes
170 c.c. de leche
2 cucharadas de Frangelico (licor de avellanas) o licor a elección (opcional)

-Enmantecar y enharinar un molde Bundt o un molde para torta de 23 cm. de diámetro. Llevar a la heladera hasta el momento de utilizar.
-Para preparar las avellanas, hervirlas en abundante agua, escurrirlas y colocarlas sobre un paño limpio. Frotar hasta pelarlas. Este paso se puede obviar, de hecho yo utilicé las avellanas con piel y el budín quedó de maravillas.
-Una vez que las avellanas están sin piel (o si deciden utilizarlas con la piel), ponerlas en una placa para horno y llevarlas al horno (valga la redundancia) a temperatura alta, por entre 20/25 minutos, o hasta que se tosten y empiecen a desprender su aroma. Entonces reducir la temperatura del horno a 180°c,  retirar la placa del horno y dejar entibiar las avellanas, para luego procesarlas bien hasta lograr una harina de avellanas.
-Bajar el horno a temperatura media, para cocinar la torta y empezar a prepararla.
-Mezclar en un bowl grande la harina de avellanas junto con los ingredientes secos, el azúcar y el chocolate. Hacer un hueco en el centro.
-Aparte, mezclar la manteca (mantequilla) derretida, los huevos, la leche y el licor (si lo utilizás). Agregar a la preparación anterior y mezclar con una espátula o cuchara de madera desde el centro hasta los bordes, hasta integrar bien. 
-Pasar la preparación al molde y hornear 50 minutos si utilizás un molde Bundt, o alrededor de 1 hora si utilizás otro molde, o hasta que al insertar un palillo en el centro éste sale limpio. Retirar entonces del horno, esperar 10 minutos y desmoldar sobre una rejilla para pastelería. Dejar enfriar por completo antes de decorar.

Para la cobertura:
1 taza de azúcar impalpable/glas/lustre
1 cucharadita de café expresso
leche, cantidad necesaria

-Mezclar todos los ingredientes hasta formar una cobertura no muy corrediza.
-Para utilizar, colocar papel o una bandeja debajo de la rejilla con el budín, y encima cubrir el mismo con la cobertura. Dejar enfriar y pasar a una bandeja/fuente.

Comentarios

  1. Qué lindo que estés de vuelta, Pili! Tb pienso en el blog con nostalgia, por la gente que nos reuníamos alrededor de ellos. Qué bueno también lo de los cambios de hábitos. Cuesta mucho acostumbrarse a comer de manera más saludable, pero es una inversión a futuro que bien nos merecemos en favor de una larga vida. Te mando un beso y te deseo la mejor de las suertes.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario