sábado, 4 de agosto de 2012

Grisines de polenta, queso y orégano

Foto: Pilar Larralde Armas


No se si les pasa a ustedes, pero cada vez que voy a comer a un restaurante y sirven grisines con esas cremitas saladas para amenizar el tiempo antes de que llegue la comida, me vuelven loca, es que son muy ricos si escapan del sabor básico...los hay de todas clases, saborizados con queso, morrón, hierbas, largos y finitos, chatos, ¨torzados¨... Para el que no sepan qué son los grisines, se trata de un pan italiano llamado grissini, crocante y de forma fina y alargada en su presentación más tradicional. En España los llaman colines o palillos de pan y en Venezuelas ¨señoritas¨.Según una tradición local, se cree que fueron creados por un panadero local de la zona de Lanzo Torinese (norte de Italia) en 1679.

Foto: Pilar Larralde Armas


Los hice para el último del Día del Padre, para antes de la comida (en esa ocasión hice unos ravioles caseros con estofado); generalmente se los come en los restaurantes o diréctamente se los compra, no es muy común por lo menos acá en Argentina hacerlos uno mismo, pero me pareció una buena idea hacerlos para una ocasión especial como esa. Esta vez los hice de polenta (harina de maíz) con queso y orégano, ricos ricos, la receta la saqué del primer libro de Juliana López May, un libro muy bueno del que saqué muchas ideas.
Con respecto a la receta, es muy fácil de hacer, no tiene ninguna complicación , el único ¨secreto¨ que yo le encuentro es formar las tiras de grisines finitas, porque después van a leudar y si los dejan gruesos no es la idea; a mí algunos me salieron gruesos porque cometí ese error, y la verdad es que se disfruta mucho más su sabor -a mi parecer- si son finitos (y si están calentitos, mucho mejor!). Yo los acompañe con una crema saborizada también casera, pero les dejo la receta para la próxima!

Grisines de polenta, queso y orégano
(Fuente: Juliana López May, Mi primer libro de recetas. Ed. Sudamericana)

Para la esponja:
1 taza de agua tibia
10 grs. de levadura fresca
1/2 taza de harina común

Para la masa:
300 grs. de harina 0000
100 grs. de harina de maíz
100 grs. de semolín
10 grs. de sal
aceite de oliva
300 grs. de queso parmesano
orégano fresco
agua tibia

Esponja: Se mezcla la levadura con el agua tibia y la harina 0000, dejándose la preparación en un lugar tibio, sin corrientes de aire, por aproximadamente media hora.

Masa: Colocar en un bowl las harinas con la sal y hacer un hueco en el centro; colocar allí la esponja, el aceite de oliva, el queso y el orégano, e ir incorporando agua tibia hasta formar una masa suave, blanda y lisa. Terminar de amasar en la mesada. Tras amasar unos minutos, dejar descansar por media hora más. Darle forma a los grisines estirando la masa en rollitos finitos y largos, y cocinar en un horno precalentado medio por 15 minutos o hasta que estén dorados y secos.

3 comentarios:

  1. Qué buena receta ! Me encanta Juliana L. May y he tomado muchas recetas de ella también.
    Personalmente, estoy contenta porque el próximo 23/8 viene a la escuela donde doy clases para la presentación del nuevo sistema de comedor escolar y es un privilegio poder verla en Córdoba, finalmente.
    Saludos !
    Silvia

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que además de una buena receta lo importante es el secado en el horno para que resulten bien crocantes.
    Besosss

    ResponderEliminar
  3. Qué ricos deben ser! en cualquier momento los hago! besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...