jueves, 2 de marzo de 2017

Mermelada de durazno con miel y vainilla

Foto: Pilar Larralde Armas

Hace muchíiiisomo calor y ni ganas de prender el horno, tengo varias recetas pendietes de publicar, y como la mermelada obviamente no lleva horno y los duraznos están de estación... qué mejor que hacer una mermelada de durazno, con al agregado de miel y vainilla! Una delicia, ideal para comer con unas tostadas para el desayuno/merienda. O porqué no, para acompañar un helado de vainilla o de crema americana...


Foto: Pilar Larralde Armas

A decír verdad, las recetas de mermeladas son las entradas que menos visitas tienen en el blog.... una lástima, porque no son para nada difíciles de preparar y tienen muchas ventajas hacerlas uno mismo...a mí me apasionan, son un viaje de ida!!
Ojalá les guste la receta y la pongan en marcha. Porque siempre es mejor comer mermelada casera, sabés los ingredientes que lleva -no tiene nada industrial- y además la podés hacer a tu gusto. Disfruten! (y que el calor les sea leve...!).

Foto:Pilar Larralde Armas
Foto: Pilar Larralde Armas

Mermelada de durazno con miel y vainilla

rinde aproximadamente 3 frascos

1 kilo de duraznos, pesados sin las cáscara y sin el carozo
600 grs. de azúcar
255 grs. de miel
jugo de 1 limón
1 o 2 chaucha/vainas de vainillas (sino conseguís las chauchas/vainas de vainilla, simplemente obvialas en la receta, pero no utilices escencia o extracto de vainilla porque no va a quedar un buen sabor)

-Cortar los duraznos en pequeño cubos y mezclarlos en un tupper junto con el azúcar y el jugo de limón. Tapar el tupper con papel film (o una bolsa) y llevarlo a la heladera durante toda la noche.
-Al otro día, poner un plato en el freezer y reservar.
-Poner la preparación en una olla de fondo grueso y agregar los demás ingredientes, junto con la chaucha de vainilla cortada al medio y extrayendo las semillas (la mermelada lleva tanto las semillas como la vaina de la vainilla). Cocinar a fuego medio revolviendo de vez en cuando hasta llegar al punto mermelada. Para ello, lo comprobamos poniendo una cucharada de la mermelada sobre el plato que guardamos en el freezer: si al pasar un dedo sobre la preparación se forma un zurco, es que la mermelada ya está en su punto, sino, seguír cocinando unos minutos más y hacer de nuevo la prueba del plato (que tiene que estar en el freezer).
-Una vez que la mermelada está lista, apagar el fuego, esperar 5 minutos y llenar con la misma frascos previamente lavados y esterilizados. Cerrarlos bien y darlos vuelta por 5 minutos, volver a darlos vuelta, esperar que se enfríen y por último pasteurizarlos.

Nota: se conservan durante 12 meses en un lugar seco y oscuro. Una vez abiertos, conservar en la heladera por 15 días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...