Yorkshire Parkin (torta inglesa de jengibre, miel de caña y avena)

Foto: Pilar Larralde Armas

Una receta con un nombre un poco ¨raro¨, pero muuuy rica.
Me gusta mucho hacer recetas con historia, que sean tradicionales de su región, y éste es el caso. La Yorkshire Parking es una tradicional torta de jengibre de Inglaterra, de las muchas recetas regionales de tortas de jengibre que posee ese país. Ésta en particular proviene del condado de Yorkshire -de ahí parte de su nombre- y tiene la particularidad de que lleva miel de caña y además, avena. Unos ingredientes que separados son buenisimos, pero que unidos con el jengibre son una delicia total! 
Ideal para el momento del té.
Los ingleses suelen disfrutar mayormente de la Yorkshire Parkin durante los meses de invierno, pero existe un día donde constituye un plato tradicional y es durante las fiestas de las noches de Bonfire o Guy Fawkes Night el 5 de noviembre, una fiesta típica inglesa donde se conmemora el fracaso del atentado al rey de Inglaterra el 5 de noviembre de 1605.
Aparte de esta historia, es muy rica, y se la suele hornear en un molde rectangular o cuadrado. Se vuelve más húmeda a medida que los días pasan, por eso es mejor hacerlo con por lo menos un día de antelación, si es que resistís la tentación de comerlo enseguida!


Foto: Pilar Larralde Armas

Yorkshire Parkin (torta inglesa de jengibre, miel de caña y avena)
(Fuente: muy levemente adaptado a partír de una receta de Paul Hollywood. British Baking)

225 grs. de manteca (mantequilla)
110 grs. de miel de aveja
110 grs. de miel de caña
2 huevos
125 ml. de leche
225 grs. de harina 0000
1 cucharadita de bicarbonato de sodio
1 cucharada de jengibre en polvo
225 grs. de azúcar orgánico
225 grs. de avena

-Encender el horno a 180°c.
-Enmantecar y enharinar un molde para torta de 30 x 21 cm. (o medidas similares). Reservar.
-Poner la manteca (mantequilla) cortada en cubos y los dos tipos de miel en una ollita y llevar a fuego medio hasta que los ingredientes se derritan. Apagar el fuego y mezclar.
-En un pequeño recipiente mezclar los huevos y la leche y reservar.
-Poner la avena, el bicarbonato de sodio y el jengibre en un bowl grande: agregar el azúcar y la avena y mezclar bien. Hacer un hueco en el centro y agregar la mezcla de huevos y leche, más la mezcla de miel y manteca (mantequilla). Mezclar bien con un batidor de alambre, desde el centro hasta los bordes.
-Poner la preparación en el molde y hornear por 40/50 minutos, hasta que la torta crece y al tocarla con los dedos la masa ¨vuelve¨ un poco.
-Retirar del horno y dejar enfriar por completo antes de guardarla en un recipiente hermético para que madure por 1 día (éste paso no es estrictamente necesario pero sí altamente recomendable). Luego, cortar en cuadrados y servír.

Comentarios