Mermelada de durazno y naranja

Foto: Pilar Larralde Armas

Buen día a todos, ojalá que estén pasando un muy buen domingo. Estuve (estoy) con algunos problemas pero están en camino a solucionarse, por eso hace unos días que no publico nada en el blog, pero ya estoy de vuelta!
El calor se está asomando tímidamente -todavía hay algún día rebelde con frío y viento- y con él llegan sus frutas tan características, como los duraznos que ya se empiezan a ver en las verdulerías. Como muchos sabrán, me gusto mucho hacer mermeladas caseras, no tienen comparación con las compradas! Hace poco leí en un artículo -qué lástima que no lo tengo a mano- que las mermeladas industriales tienen un 10% de fruta, asique imagínense lo que llevan....llenas de conservantes y de ingredientes impronunciables. En el caso de las caseras, obviamente elegís la fruta que más te gusta cuando está en su punto, y le podés agregar otros ingredientes como para hacerlas más ´interesantes´, como con una mezcla de frutas, hierbasespeciastés... hasta con alcohol para los más atrevidos! En fin, que las posibilidades son muchísimas cuando de hacer mermeladas caseras se trata, se te abre un mundo!
En el caso de ésta entrada, se trata de una mermelada de durazno con el agregado de naranja, una combinación muy rica de frutas y que le agrega mucho frescor al dulce. Perfecta para el desayuno o la merienda.
La receta la saqué de un libro que me ha dado muy buenos resultados con todas las recetas que saqué de él, desde ya que se los recomiendo si saben un poquito de inglés.
Que disfruten!


Foto: Pilar Larralde Armas

Mermelada de durazno y naranja
(levemente adapado a partír de unareceta de: Elisabeth Field. Marmalade. Ed. Running Press)

rinde 3 frascos

2 naranjas, peladas (reservar la cáscara)
2 duraznos grandes
jugo de 1 limón
810 grs. de azúcar

-Cortar la cáscara de naranja en tiras lo más finas posibles. Ponerlas en una olla y agregar agua, la suficiente como para sólo cubrir las mismas. Llevar a hervor y luego reducír el fuego amínimo. Cocinar por alrededor de 1 hora, o hasta que las cáscaras estén bien tiernas cuando las pinchas con un tenedor. Apagar el fuego, quitar la espuma y colar la cáscara, dejar entibiar y cortarlas en pequeños cuadrados.

-Pelar los duraznos poniéndolos en agua hirviendo por 1 minuto, luego colarlos y ponerlos en agua helada para cortar la cocción. Entonces pelarlos descartando la cáscara, y luego cortar en cuadrados. Cortar la pulpa de naranja en pedazos.
-Pone un peoqueño plato en el freezer.
-Poner la cáscara y la pulpa de naranja, los duraznos, el lugo de limón y 120 ml. de agua en una olla de fondo grueso. Agregar el azúcar y cocinar a fuego medio revolviendo constantemente, hasta que el azúcar se disuelva. Reducír el fuego a mínimo y cocinar por alrededor de 1 hora y media, hasta que la preparación se vuelve espesa. Para comprobar el punto, poner una cucharadita de mermelada sobre el plato que guardamos en el freezer: pasar un dedo por la mermelada, si se forma un zurco que no se corre, es que está hecha, sino, cocinar por unos minutos más y volver a hacer la prueba del plato. Apagar el fuego, retirar cualquier espuma que se halla formado, y luego esperar 5 minutos, para envasar la mermelada aún caliente en frascos previamente esterilizados. Por último,  pasteurizar.

Nota: Se conserva durante 1 año en un lugar seco y oscuro. Una vez abierto el frasco, unos 15 días en la heladera.

Comentarios