lunes, 16 de junio de 2014

Mermelada de pera y jengibre

Foto: Pilar Larralde Armas


Hoy, una receta de mermelada. En realidad la hice el año pasado para esta misma época, cuando estábamos en invierno y las peras están en su máximo esplendor, pero se me había pasado el tiempo y aquí estamos ahora.
Se trata de una mermelada diferente, no es del todo ¨dulzona¨ dada la incorporación del jengibre que le da un cierto picor, además de la chaucha de vainilla, por eso se puede apreciar en la foto una pequeñas semillitas negras que son de la chaucha y le dan un toque final de sabor (como el precio de la chaucha de vainilla es un poco elevado, la pueden reemplazar por una cucharada de escencia, no va a ser lo mismo pero le va a dar ese toque vainillado que la mermelada tiene), es una combinación entre dulce y ligeramente picante, todo un descubrimiento, perfecta para el desayuno sobre una tostada o una galletita. La van a amar!


Mermelada de pera y jengibre
(Fuente: Elisabeth Field. Marmalade. Ed. Running Press)

2 limones chicos
1 Kgr. de peras (el peso se calcula sin la cáscara y sin el centro de la fruta)
810 grs. de azúcar
juego y ralladura de 1 limón y medio
1 cucharada y media de jegjibre pelado y bien picado, o de jenjibre en polvo
34 grs. de jegjibre abrillantado (yo no le puse y la mermelada quedó muy buena igual)
1 chaucha de vainilla

-Cortar los limones y quitarles las semillas, cortarlos ¨groseramente¨ y procesarlos hasta que adquieran una consistencia de puré, que no queden líquidos.
-Pelar las manzanas, cortarlas por la mitad y quitar el centro. Cortarlas en cubos y reservar.
-En una cacerola grande, mezclar el ¨puré¨ de limón, las peras, el azúcar, la ralladura y jugo de limón, el jengibre fresco o en polvo y el jengibre abrillantado (si lo vas a utilizar). 
-Cortar la chaucha de vainilla por lo largo y con un cuchillo raspar para obtener la semillas. Agregar las semillas y la chaucha a la preparación anterior. Cocinar sobre fuego moderado, removiendo constantemente hasta que el azúcar se halla disuelto.
-Bajar el fuego a mínimo y remover ocasionalmente, por aproximadamente 1 hora a 1 hora y media, hasta que nape la cuchara (esto quiere decír, cuando pasás el dedo por la cuchara y se hace un espacio en el medio de la mermelada).
-Apagar el fuego y remover la chaucha de vainilla.
-Aún caliente, colocar la mermelada en frascos previamente bien lavados y esterilizados, llenando de preparación hasta el ¨cuello¨ de los frascos. Cerrar con la tapa y dar vuelta los frascos por 10 minutos. 
-Pasterurizar los frascos por 10 minutos.
-Cuando los frascos estén fríos, etiquetarlos y guardarlos en un lugar seco y oscuro.

Nota: Esta conserva se mantiene en lugar fresco y seco por 12 meses. Una vez abierto, se mantiene en la heladera por 15 días. 

Foto: Pilar Larralde Armas

3 comentarios:

  1. Habrá que probar con jengibre. Hice peras + vino blanco y quedó muy bien.
    Besos Pilar
    hoy desde
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/06/vos-lavas-el-pollo-antes-de-cocinarlo.html

    ResponderEliminar
  2. Hola! Una consulta. Los frascos se cierran con la mermelada caliente o hay que dejar enfriarla?
    Muchas gracias.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Los frascos se llenan y se cierran con la mermelada aún caliente. Saludos!Pilar

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...